En 1997 pudimos disfrutar de la mítica historia del Titanic. Vimos con el corazón en un puño, la reproducción del hundimiento del Titanic, en la fría y oscura madrugada del 15 de abril de 1912, tras chocar con un iceberg en el inmenso océano Atlántico.

Los supervivientes del Titanic fueron 772 de 2208 pasajeros, que disfrutaban del viaje sobre el Transatlántico. En el que cientos de personas, vivieron historias que solo el mar guardaría para siempre.

Hay frases del Titanic en español, como la frase «haz que cuente» que le dice Jack a Rose, que te harán revivir ese romance de pasión y triste final.


Las mejores Frases de Titanic


No soy un idiota, sé como funciona el mundo. Tengo diez dólares en el bolsillo. No tengo nada que ofrecerte… pero ahora estoy demasiado involucrado; saltas y yo salto.

Me sentía como si estuviera al borde de un precipicio, sin nadie que me ayudara a no caer.

Beberemos cerveza barata, nos montaremos en la montaña rusa hasta acabar vomitando y pasearemos caballo por la playa, pisoteando las olas.

Di que algún día iremos a esos paraísos perdidos, aunque sea por soñar despiertos.

Sólo sigue los pasos. No pienses.

Tengo todo lo que necesito aquí conmigo: tengo aire en mis pulmones y hojas de papel en blanco.

Él me salvo en toda forma en que uno puede ser salvado.

La vida es un don y no quiero desperdiciarla… se aprende a tomar la vida como viene, para hacer que cada día cuente.

Tienes tantas posibilidades de acercarte a ella, como de que un ángel se te aparezca y te toque con su gracia.

Eres una chiquilla malcriada. Pero debajo de eso, eres la más sorprendente, perturbadora y maravillosa chica… mujer que he conocido.

Exteriormente era todo lo que una jovencita bien educada debía ser, pero mi interior gritaba en rebeldía.

No hay nada que no pudiera darte. No hay nada que te negaría, si tu no te me negaras.

Ni siquiera tengo un retrato de él; ahora solo existe en mi recuerdo.

Ganar ese boleto fue lo mejor que me sucedió. Me trajo a ti, y estoy agradecido por eso.

No me alejaré de tu vida sin saber que estarás bien. Es todo cuanto quiero.

El corazón de una mujer es un océano de secretos.

Viéndolo… cual barco fantasma, me sigue desconcertando… Yaciendo aquí, donde se posó a las 2:30 am… después de su larga caída del mundo de allá arriba.

Deja un comentario